martes, 14 de abril de 2015

Inauguraron el Museo y la Biblioteca Sanmartiniana de la ciudad de Goya - Argentina


En una de las instalaciones perteneciente a la ex estación del ferrocarril General Urquiza de la ciudad Goya, fue inaugurado este domingo 5 de abril, el Museo y la Biblioteca Sanmartiniana de esa ciudad, perteneciente a la provincia de Corrientes, Argentina.
El lugar situado en un bello lugar rodeado de vegetación, fue cedido por la Municipalidad a la Asociación Sanmartiniana de Goya, presidida por el Profesor Julio Nolberto Gutierrez Cocito, quien quienes se encargaron de remodelarlo dejando el lugar debidamente habilitado para que sea Museo, Biblioteca temática, y que servirá asimismo como salón de conferencias, entre otras actividades culturales.
La ceremonia  organizada por la Asociación Cultural Sanmartiniana de Goya, se inciión con la invocación religiosa y posterior bendición de las instalaciones a cargo del presbítero Enrique Domínguez. Luego,  hizo uso de la palabra el director de Cultura Mariano Maciel, quien destacó la necesidad de resaltar la figura del General San Martín “trasmitiendo a los jóvenes los valores sanmartinianos, el amor a la patria y su entrega sin mezquindades. Sólo así podremos caminar hacia un futuro de luz y esperanza”.
     
                  Mg. Roberto Revoredo , Alcalde, Gerardo Bassi y el  Dr. Ricardo Elorza V.
En este contexto, recordaron que el principal mentor de la idea de que la Asociación tenga su espacio propio, fue el teniente coronel Tomás Franco Manzanares.
Posteriormente, la concejal, Geraldine Calvi, se refirió a la importante inauguración resaltando el trabajo en conjunto y sostenido entre funcionarios municipales y miembros de la Asociación que trabajaron mucho para poner en condiciones el lugar donde antes funcionaba la oficina la Dirección de Parques y Paseos. También felicitó al intendente Gerardo Bassi por continuar y permitir que el lugar sea puesto en condiciones.
        
                  Prof. Julio N. Gutiérrez Cocito Presidente de la Asociación Sanmartiniana e Goya
Por su parte, el profesor Gutierrez Cocito agradeció la visita de representantes de entidades sanmartinianas y culturales de Esquina, Pueblo Libertador, Colonia Carolina y Santa Lucía entre otros que vinieron a acompañar.
“Este será un espacio para fomentar el entendimiento, la tolerancia, la convivencia y el amor a la patria. No me resulta fácil imaginar el estudio sin libros y desde mañana tenemos el desafío de atraer a todos los sectores de la población; gracias a todos los que apoyaron con poco o mucho para que esta obra sea hoy una gran realidad”, subrayó. 
En tanto, el intendente  (Alcalde) de la ciudad, Gerardo Bassi manifestó que “muchos proyectos y programas deben tener continuidad porque cuando nosotros estamos en la función pública no venimos a crear algo nuevo sino cierta continuidad a lo que ya se hacía con una mirada en algunos casos diferentes por eso el agradecimiento al ex intendente Osella, a la concejal Calvi, por la decisión de ambos para que este museo y biblioteca temática siga adelante.
Luego, descubrieron una   placa, recorrieron las instalaciones, elogiándola por la sobriedad, para posteriormente, escuchar la conferencia del  periodista e investigador, miembro del Instituto Nacional Sanmartiniano del Perú, Roberto Revoredo Castro, quien presentó su libro “Influencia del periodismo del ejército libertador en la independencia del Perú”.
        
          Discurso del representante del INS. de Perú. Mg. Roberto Revoredo Castro
Esa noche la Asociación Sanmartiniana de Goya hizo entrega también de una medalla otorgada al cabo Raúl Adrián Gómez, héroe muerto en Malvinas, y de una porción de turba malvinera.
Fue una noche histórica para la comunidad de la ciudad de Goya, y para los integrantes de la Asociación Sanmartiniana de esa ciudad que no mide esfuerzos para continuar con su abnegada labor de continuar resaltando la foigura del General José de San Martín, libertador de Argentina, Chile y Perú… Felicitaciones por ello.

El Teatro "Solari" de Goya y su lucha contra la indolente y destructiva modernidad



El teatro “Solari”, aquel viejo y querido teatro que fuera fundado en 1879 en la ciudad de Goya; considerado también como el más antiguo y vigente de Argentina; viene luchando contra la indiferencia, para no morir estrangulado por los tentáculos de la modernidad que vienen envolviéndolo tratando de hacerlo desaparecer.
Goya es una antigua y bella ciudad, perteneciente a la provincia de Corrientes situada en la margen derecha del río Paraná, al norte de Argentina. Es una ciudad poseedora de una serie de bellos edificios y casonas estilo colonial, que adornan la vivencia de sus amables y hospitalarios pobladores, quienes preocupados por la posible desaparición de este vivo testimonio de la cultura goyana, trataron hasta de hacer una gran colecta para comprar el lugar a fin de mantenerlo tal como está.
             La estructura original de la fachada del Teatro “Solari” 
“Cómo es posible –dijeron con cierto tono molesto, algunos vecinos de la ciudad- Este teatro es una joya cultural, es el más antiguo de Argentina y quizá de América, sin embargo se encuentra prácticamente a la deriva. Por ejemplo en la parte delantera, o fachada, se han construido tiendas de artículos que nada tienen que ver con el teatro y si así lo fuera, tampoco podría alterarse la belleza de su diseño original; sin embargo eso sucedió. Esto es un atentado a la cultura…No puede ser.” – manifestaron airados.
Podría decirse que la historia de este teatro se inicia allá por 1873, cuando un inmigrante italiano de nombre Tomás Luis Mazantti, tuvo la brillante idea de construir un teatro en Goya, la ciudad donde se había establecido. Pero no quiso que sea una obra común, así que empleó los mejores materiales y ornamentos de la época, llegando a convertirla por su belleza arquitectónica y sus lujos ornamentales, en una obra digna de las más grande ciudades.
    
Natalia Porretti, quien actualmente tiene a su cargo la administración del teatro nos dio a conocer algo más de esta historia… “Muy aparte de los materiales de la zona, don Tomás hizo traer de Canadá maderas de fina pinotea blanca y cedro; los materiales eléctricos de Alemania, el mobiliario de Viena (Austria); las arañas y los apliques de Italia. Figúrese usted -continuo diciendo Marcela- solamente la araña principal de fino bronce labrado contaba con 22 luces con tulipa de cristal tallado; las chapas estampadas de los palcos, tertulias y pulman, fueron confeccionadas en Buenos Aires. Asimismo, el telón del escenario y las cortinas fueron confeccionados en terciopelo francés con los sellos bordados en oro; las sillas y las butacas de la platea y palcos tapizados en brocato; amén de los espejos biselados enmarcados en cedro, escaleras de madera trabajada, pisos de pinotea blanco, mamparas en cedro y cristal, siete camarines para los artistas e infinidad de detalles, realmente muy difíciles de enumerar. –afirmó.
 
              Sin palabras… El teatro “Solarí” en la actualidad… ,  
En sus inicios se presentaban obras teatrales locales y de compañías que llegaban de gira desde Buenos aires. Entre los artistas más renombrados se destacan Libertad Lamarque, Enrique Niños, Jacinto Herrera, Los hermanos Podestá, Paulina Singerman, Juan Carlos Barbieri, Don Pelele, Ethel y Gogo Rojo, entre muchas otras.
Hubo un tiempo en que el teatro sirvió también como sala cinematográfica, pero en 1949 el teatro vocacional “Candilejas” por espacio de varios años puso en escena más de cien obras de de los más diversos autores y géneros.
En la actualidad esta sala teatro, es la sede donde desarrolla sus actividades la “Fundación Amigos del Teatro” una loable institución cultural que tiene entre sus objetivos impartir entre las nuevas generaciones, las expresiones más jerarquizadas del teatro, la lirica y la coreografía. Sin embargo no obstante haberse dado la ordenanza Municipal que declara al teatro Solari como “Monumento Histórico”, declarándolo Patrimonio Cultural de la ciudad de Goya, con lo cual se asegura la protección del municipio, es necesario un mayor apoyo de parte de las autoridades culturales del Gobierno Central de Argentina, para conseguir una restauración de todo el inmueble incluyendo el frontis o fachada a fin de que se recupere su diseño original.
La UNESCO  a través de “La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural” de 1972 se encarga de identificar parte de los bienes inestimables e irremplazables de las naciones; ya que la pérdida de cualquiera de dichos bienes representaría una perdida invaluable para la humanidad entera, puesto que la conservación del Patrimonio Natural y Cultural constituye una contribución trascendental al desarrollo del sitio y, por ende, de su entorno.
Me pregunto… ¿tendrá conocimiento la UNESCO de todas las vicisitudes que viene aconteciéndole a este hermoso y valioso Teatro de Goya?
Sería interesante que ellos conozcan esta historia ¿no?... Usted qué opina.